+34 91 240 64 50 info@fiveshareit.es

Como contribuye la digitalización al PIB y al empleo

Como contribuye la digitalización al PIB y al empleo

La digitalización cada vez es más competitiva a nivel productivo en las empresas, para fomentar el crecimiento y continuar su expansión internacional, mediante el aprovechamiento de las TIC y el desarrollo de la economía digital. El comercio electrónico es otro indicador de desarrollo tecnológico en una sociedad y en 2016 aumentó un 20,1%.

Para seguir creciendo la Digitalización necesita el desarrollo de un Plan de TIC para pyme, autónomos y comercio electrónico que cuente con medidas integrales de colaboración con los agentes económicos, sociales y de la Administración.

Los contenidos digitales presentan un enorme potencial de crecimiento y se sitúan entre los sectores más importantes de la economía digital. La aplicación de sus estrategias digitales  al resto de sectores genera un aumento del rendimiento empresarial y esto se debe a que fomenta el desarrollo de la industria dando a conocer la actividad de las empresas, sus productos y servicios.

La industria electrónica en España se enfrenta a un proceso complejo de adaptación, por eso es muy importante aumentar la colaboración público-privada e identificar y llevar a cabo las oportunidades que se presentan. La digitalización tiene líneas de actuación en donde se potencia el desarrollo y uso del cloud computing, las Smart cities, la Convergencia, la Inteligencia Artificial, el Big Data, la Robótica, entre otros ámbitos y tecnologías de futuro.

Según el Estudio de Advice de Éxito Empresarial, realizado semestralmente desde 2006 hasta la primavera de 2017, “La digitalización de nuestras empresas, 3,2 millones según el Dirce INE, el 99,88% de ellas son pymes y autónomos, añadiría un punto porcentual (1pp ó 1%) anual al Producto Interior Bruto de España. Esto, desde el punto de vista macroeconómico, llevaría consigo un cambio esencial del modelo productivo español, menos dependiente del Sector Servicios, Turismo y Construcción, para aumentar el peso de la Industria hasta el 20% del PIB, al tiempo que se desarrolla la llamada Economía del Conocimiento de la mano de la Cuarta Revolución Industrial. En este supuesto, las repercusiones en el empleo español, tipo, calidad, cualificación, temporalidad, etc,  serían muy fuertes: primero, se doblaría la creación de empleo anual, pasando del medio millón de nuevos trabajadores en 2015 y 2016, respectivamente, a la generación de un millón de empleos anuales, a los que estaría asociado una mayor cualificación y formación profesional, mejores salarios, trabajos de calidad y mayor longitud de los contratos”.