+34 91 240 64 50 info@fiveshareit.es

 

¿Por qué es importante la Gestión del Ciclo de Vida de las Aplicaciones (ALM)?

¿Por qué es importante la Gestión del Ciclo de Vida de las Aplicaciones (ALM)?

Uno de los grandes males que sufren demasiados proyectos de construcción de aplicaciones informáticas es el no utilizar ningún tipo de método para la Gestión del Ciclo de Vida. Es decir, planificar, gestionar, valorar y medir las actividades, para poder encontrar los impedimentos y tomar acciones mitigadoras lo antes posible.

La metodología ASM (A Salto de Mata) genera unos inmensos riesgos que son proporcionales a la duración y complejidad de las metas a satisfacer, y produce una intensa sensación de frustración y baja visibilidad tanto a los gestores como a los equipos.

Partiendo de la convicción de que Agile es un movimiento interdisciplinar que ha llegado para quedarse y evolucionar, en MVP Cluster no entendemos el desarrollo sin una sólida metodología detrás, como puede ser Scrum o MSF Agile.

Y esto es por varias razones:

  • Transparencia. El cliente tiene acceso al estado del proyecto en todo momento, siendo partícipe decisor y priorizador del mismo como Product Owner y pudiendo obtener las métricas del avance en cualquier momento, de forma autónoma.
  • Motivación. La búsqueda de la mejora continua y las liturgias de comunicación de Scrum producen una potente motivación en los equipos, al promover la comunicación y el sentimiento de pertenecia a un grupo coherente y solidario.
  • Calidad. El movimiento Agile mantiene un foco constante en las buenas prácticas y en aquellas que aseguran y mejoran la calidad del código y del valor que aporte en cada iteración.

Sin embargo no hay que olvidar que hacer una zanja es mucho más fácil con una buena pala. Así en MVP Cluster somos especialistas en las herramientas del ecosistema ALM de Microsoft – Visual Studio + Team Foundation Server – tanto en la versión on premise como en Cloud.

Todos nuestras actividades se realizan en torno a conceptos Agiles como son los tableros Kanban, los Daily Meeting, las iteraciones, la Pila de Producto, la estimación por puntos, el BurnDown o las baterías de test unitarios.

Y esto es porque la complejidad y profundidad del desarrollo sigue aumentando con el tiempo y solamente con una gestión Agile, motivadora y transparente, se puede conjugar todas las piezas del puzzle que permite obtener un resultado que satisfaga al cliente y le haga volver a contar con nosotros.