+34 91 240 64 50 info@fiveshareit.es

La Inteligencia Artificial en el desarrollo humano

Inteligencia Artifical para el desarrollo humano

La Inteligencia Artificial en el desarrollo humano

Se habla mucho del impacto de la Inteligencia Artificial en la economía y los negocios, pero lo que muchos no conocemos es el potencial que tiene para el desarrollo de las personas y el medio ambiente. Las nuevas tecnologías están transformando el mundo y la forma en que trabajamos, aprendemos o vivimos. Estos cambios están creando oportunidades extraordinarias.

 

En el mes de junio tuve la oportunidad de asistir a un evento organizado por Microsoft sobre Organizaciones Inteligentes en la economía digital, y disfrutar de la ponencia de Jordi Ribas, vicepresidente corporativo de Inteligencia Artificial de Microsoft Corporation. Según Ribas, “La Inteligencia Artificial es, probablemente, una de las tecnologías menos comprendidas debido a su intangibilidad, a pesar de que muchas personas ya la están utilizando sin darse cuenta de ello. La IA engloba a todas aquellas tecnologías capaces de hacer cosas similares a las que hacen las personas, como interpretar imágenes y sonidos, o razonar sobre grandes cantidades de datos para identificar patrones. Todo esto supone una gran oportunidad para las empresas.

Algo muy interesante es reconocer que estas nuevas oportunidades tecnológicas también conllevan una gran responsabilidad como la aplicación de la inteligencia artificial a desafíos con los que se enfrenta la sociedad. Microsoft trabaja en AI for Accessibility, un programa que tiene como objetivo aprovechar la IA para ayudar a más de mil millones de personas con diversidad funcional en todo el mundo. Con esto se trata de hacer una llamada a la acción a desarrolladores, universidades, organizaciones no gubernamentales (ONG) e investigadores para que trabajen con IA centrándose en la creación de soluciones para personas con discapacidades en los entornos laborales y de su vida diaria. Este programa tiene una financiación de 25 millones de dólares y tiene como objetivo aprovechar la IA para ayudar a más de mil millones de personas.

 

Dentro de esta iniciativa se ha trabajado en varios proyectos como Seeing Al, una aplicación gratuita diseñada para personas con visión reducida que narra el mundo que nos rodea. Este proyecto de investigación aprovecha el potencial de la IA para describir personas y escenas, es capaz de leer textos incluso escritos a mano, identificar objetos, colores, expresiones o estados de ánimo.

Microsoft Soundscape es un proyecto de investigación que explora el uso de la innovadora tecnología basada en audio para permitir que las personas las personas con ceguera o baja visión, adquieran una mayor conciencia de su entorno y de esta manera moverse con mayor confianza. Soundscape utiliza señales de audio 3D describiendo lo que sucede a su alrededor para enriquecer el contexto ambiental y de esta forma proporcionar una nueva forma de relacionarse con el entorno.

Microsoft Translator, muestra subtítulos y realiza traducción simultánea del interlocutor. Esta aplicación es especialmente útil para personas con sordera, ya que pueden leer en subtítulos de aquello que su interlocutor habla de viva voz incluyendo también la posibilidad de traducción simultánea.

Helpicto, es una aplicación que ayuda a todas las personas con dificultades de lenguaje a comunicarse más fácilmente. Este proyecto trabaja para proporcionar una herramienta por ejemplo para facilitar la comunicación a través de pictogramas a niños con Trastorno del Espectro Autista que no pueden expresarse verbalmente, proporcionando una representación visual del lenguaje.

 

En el ámbito medioambiental el avance en las tecnologías, el uso de la inteligencia artificial y la nube han permitido a Microsoft desarrollar el plan estratégico con una inversión de 50 millones de dólares para resolver desafíos globales. AI for Earth trabaja para promover la sostenibilidad en todo el mundo.

Alguno de los proyectos que componen esta iniciativa son Project Premonition, donde analizan insectos para comprender y proteger la biodiversidad. Está centrado en usar IA para detectar y rastrear enfermedades infecciosas emergentes antes de que estas se propaguen por toda la población permitiéndoles así, desarrollar vacunas o curas con antelación. Dentro de este programa también se encuentra el proyecto FarmBeats, que pone la IA al servicio de la agricultura para lograr el objetivo de alimentar a la humanidad de una forma sostenible con la vista puesta en aumentar la producción reduciendo el impacto medioambiental.

Las previsiones son que para el año 2050, la demanda de alimentos supere la producción en más del 70 por ciento. Los agricultores necesitan maximizar el rendimiento de sus tierras teniendo acceso al mayor número de datos sobre ésta y así poder reducir el impacto ambiental. La cuestión es que esta recopilación de datos de las granjas es complicada debido a las bajas tasas de acceso a la tecnología por parte de los agricultores, especialmente en el mundo en desarrollo, donde es limitado. FarmBeats utiliza los algoritmos de aprendizaje automático de Microsoft junto con sensores de bajo coste, drones y otros datos para brindar información útil para los agricultores.

 

Por último, me impresionó mucho cómo Microsoft está apoyando a las organizaciones sin ánimo de lucro de China con soluciones de inteligencia artificial (IA) que ayudan a las personas con discapacidad visual a saber qué tienen delante y a reunir a las familias con los niños perdidos.

La ONG Baby Come Home, utilizó una nueva herramienta con el fin de reunir familias con niños desaparecidos. La aplicación Photo Missing Children (PhotoMC), basada en los servicios cognitivos de Microsoft, escanea imágenes faciales de diferentes bases de datos de personas desaparecidas y determina la probabilidad de que dos caras pertenezcan a la misma persona.

Jordi Ribas habló de un caso en particular que nos conmovió a todos. A través de la utilización de esta herramienta de reconocimiento facial Baby Come Home utilizó una foto proporcionada por el padre de un niño llamado Yesong. Éstas fueron contrastadas con un registro de 13.000 imágenes del gobierno que, en cuestión de segundos, PhotoMC presentó 20 posibles coincidencias. Uno de estos resultados era un niño que vivía en un refugio a unos 24km de donde Yesong había desaparecido. Una muestra de ADN terminaría confirmando que Yesong había sido encontrado 4 años después de su desaparición.

Este caso ocurrió en enero de 2016. Desde entonces, PhotoMC de Microsoft ha ayudado a reunir a otros cuatro niños desaparecidos con sus familias.

 

La tecnología avanza y no sabemos lo que nos deparará el futuro, pero lo que es interesante es que no sólo se utilice para el desarrollo económico, sino que también se trabaje para para lograr una sociedad global, justa y mejor.

Miriam Martínez Canelo

 

Miriam Martínez Canelo

Marketing y Comunicación

MVP CLUSTER

 

 

 

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Comentario
Nombre
Email
Sitio Web

Privacy Preference Center

Necessary

Advertising

Analytics

Other